Número 25. Otoño de 2018.

Sección temática

Emoción, inteligencia emocional y lenguaje

 

Editores de la sección de artículos de referencia:

                      Kris Buyse (University of Leuven / Nebrija University)

                      Jean-Marc Dewaele (Universidad de Londres)

 

Fechas importantes:

- Fecha límite para la presentación de artículos: 20 de agosto de 2018

- Notificación de revisión: 30 de septiembre de 2018

- Fecha de publicación: noviembre de 2018

 

Como la dimensión afectiva ya no se considera separada de la cognición (Swain, 2013), prestar atención a la esfera emocional en el aprendizaje y en la enseñanza se ha postulado cada vez más como un enfoque más eficaz que el de la enseñanza puramente cognitiva (Arnold, 2011; Arnold & Brown, 1999; Dewaele, 2005, 2015). Los investigadores siguen actualmente una vía abierta por Stevick (1980): "El éxito [en el aprendizaje de idiomas] depende menos de los materiales, de las técnicas y de los análisis lingüísticos y más de lo que ocurre dentro y entre las personas en el aula" (p. 4, la traducción es nuestra). El "dentro" se refiere a factores individuales del alumno como el autoconcepto, la ansiedad, los estilos de aprendizaje, pero también al propio desarrollo personal de los profesores.  El "entre" se refiere a los aspectos relacionales que se generan entre los participantes en el aula -entre los alumnos o entre el profesor y los alumnos- o, posiblemente, entre los alumnos y la lengua y la cultura de destino (Dewaele & MacIntyre, 2014; Dewaele, Witney, Saito & Dewaele, 2017). El afecto positivo puede proporcionar un apoyo invalorable para el aprendizaje, de la misma manera que el afecto negativo puede cerrar la mente e impedir que el aprendizaje se realice por completo (MacIntyre, Gregersen & Mercer, 2016).

Esto explica el creciente interés por el entrelazamiento de emoción y cognición, tanto dentro de un contexto institucional como en contextos extra-institucionales donde se encuentran múltiples lenguas y culturas (Berdal-Masuy & Pairon, 2015, Dewaele, 2018).

Este número especial pretende sumarse a la creciente investigación empírica sobre el afecto y la emoción en el aprendizaje de idiomas, tanto dentro como fuera de los contextos institucionales (Dewaele, 2018). Agradecemos que se presenten contribuciones empíricas sobre diversos aspectos de la emoción en el aprendizaje y la enseñanza de idiomas, tanto en la L1 como en la enseñanza de lenguas extranjeras.

 

Referencias bibliográficas

Arnold, J. (1999). Affect in Language Learning. Cambridge: Cambridge University Press.

Arnold, J. (2011). Attention to Affect in Language Learning. Anglistik. International Journal of English Studies, 22, 11-22.

Berdal-Masuy, F. & Pairon, J. (2015) Special issue “Affects et acquisition des langues”. Le Langage et l'Homme, 50 (2).

Dewaele, J.-M. (2005). Investigating the psychological and the emotional dimensions

in instructed language learning: Obstacles and possibilities. Modern Language Journal, 89, 367-380.

Dewaele, J.-M. (2015). On emotions in foreign language learning and use. The Language Teacher, 39, 13-15.

Dewaele, J.-M., & MacIntyre, P. (2014). The two faces of Janus? Anxiety and enjoyment in the foreign language classroom. Studies in Second Language Learning and Teaching, 4, 237-274.

Dewaele, J.-M. (2018). (ed.) Special issue “Emotions in SLA”. Studies in Second Language Learning and Teaching, 8 (1).

Dewaele, J.-M., Witney, J., Saito, K., & Dewaele, L. (2017). Foreign language enjoyment and anxiety in the FL classroom: the effect of teacher and learner variables. Language Teaching Research. doi: 10.1177/1362168817692161

MacIntyre, P., Gregersen, T., & Mercer, S. (Eds.). (2016). Positive psychology in SLA. Bristol: Multilingual Matters.

Stevick, Earl W. (1980). Teaching Languages: A Way and Ways. Rowley, MA: Newbury House.

Swain, M. (2013). The inseparability of cognition and emotion in second language learning. Cambridge: Cambridge University Press.